Categorías
Sin categoría

Los mitos más sonados sobre el blanqueamiento dental en Valencia

Con los ríos de información que en la actualidad corren en Internet, los pacientes que ingresan a una clínica dental en busca de un blanqueamiento, a menudo creen saber todo acerca del tratamiento que recibirán. La verdad es que no podían estar más errados, ya que los odontólogos calificados coinciden con que, muchos de los díceres sobre blanqueamiento dental que se encuentra en sitios web de belleza, estilo y cuidado personal, se asienta sobre datos falsos o incorrectos. A continuación, conocerás más sobre los mitos más sonados en torno al blanqueamiento y de paso, despejarás algunas de tus dudas con información auténtica.

Es un tratamiento puramente estético

No hay nada más falso que esto, ya que el blanqueamiento dental profesional tiene bemoles que sólo un especialista puede dominar. Lo mejor pues es que, si estás en busca de uno de estos tratamientos, no te acerques a otro sitio que no sea una clínica dental certificada y bien establecida. Olvídate de los centros de belleza, los spas y gimnasios y las estéticas, ya que, a menos que cuenten con la atención de un dentista profesional, no están calificados para ofrecer esta clase de tratamientos.

Pone en riesgo dientes y encías

No hay razón para que un blanqueamiento dental en Valencia debidamente realizado (como el que se lleva a cabo por medio del sistema Phillips Zoom que encontrarás en la Clínica Muller) te produzca el más mínimo daño. Esto depende, naturalmente, de si se aplica por un especialista que ha realizado un estudio previo de las necesidades y limitantes del paciente. Hay que recordar que los profesionales no sólo saben cuidar de la integridad de tu boca, sino que conocen sobre regulaciones médicas en turno y saben qué productos y procedimientos son seguros de utilizar.

Produce sensibilidad, que es una señal de daño dental

Hay cierta posibilidad de que, inclusive un tratamiento seguro y bien aplicado, produzca sensibilidad en cierto grado, sin embargo, esto no es señal de daño dental ni tampoco de un problema permanente. La sensibilidad es un efecto secundario habitual que se disipará rápidamente con el paso de los días y que se puede prever y tratar sin inconveniente alguno con ayuda del especialista.

Al finalizar tendré dientes completamente blancos

No existe algo tal como eso. El blanqueamiento remueve el amarillamiento generalizado, así como las manchas localizadas, y devuelve la brillantez al tono natural de las piezas que, por esquema general, no es blanco total. Un tratamiento seguro y profesional se compromete a blanquear entre 2 y 8 tonos dependiendo del estado de las piezas y de su coloración real. Duda, entonces, de los sistemas que juran que tu dentadura quedará completamente blanca o que se aclarará 12 o 13 tonos de golpe, ya que esto implica planearse expectativas por completo irreales.