Dieta tras extirpar la vesícula biliar

En aquellos casos en los cuales una persona se ha sometido a una cirugía en la cual le ha sido extirpada la vesícula es necesario seguir una dieta específica, una dieta totalmente libre en grasas. Si bien es cierto que nuestro organismo puede vivir sin la vesícula biliar sin problemas, sí que es cierto que se recomienda seguir una dieta adecuada para adaptarse a esta nueva situación.

Dieta tras la extirpación de la vesícula biliar

Tras extraer la vesícula biliar es importante reducir al máximo la ingesta de las grasas para ir introduciéndolas poco a poco hasta que nuevamente pueda volver a seguirse una alimentación normal.

Hay que recordar que, aproximadamente un 90% de las personas a las que se les extrae la vesícula, pueden volver a llevar una vida normal con el paso del tiempo. Durante este periodo de adaptación se recomienda apostar por los siguientes alimentos:

  • Carnes de bajo contenido en grasa como pescados blancos, pollo sin piel y pavo
  • Quesos blancos como, por ejemplo, ricotta, cottage o el requesón light
  • Cualquier fruta, exceptuando el aguacate y el coco
  • Granos cocidos
  • Granos integrales como, por ejemplo, arroz, avena, pan y pasta integral
  • Leches y yogures descremados

Sin embargo, todos aquellos alimentos ricos en grasas como carnes rojas, salchichas, chorizos, jamón, manteca, hígado, mollejas, morcilla, chocolate, pescados enlatados, leche entera y derivados, mantequilla, helados, tortas, pizza, comida precocinada, comida basura, frituras, entre otros alimentos, se deberán descartar tras su extirpación. Tampoco se recomienda la ingesta de bebidas alcohólicas.

Contacta con el cerrajero Alcobendas o este cerrajero Alcalá de Henares si vas a salir de casa a comprar alimentos para cuidar de tu organismo tras la extirpación de la vesícula, de este modo evitarás robos indeseados mientras te encuentras fuera de casa. La salud y la seguridad son lo más importante.